Comentario a Tiempo

Repudio

Teodoro Rentería Arróyave

Repudio

Periodismo

Junio 16, 2015 00:21 hrs.
Periodismo Estados › México Oaxaca
Teodoro Rentería Arróyave › diarioalmomento.com

A Eréndira, Donají, Itanadhie y Xicoténcatl, hijos de la maestra y licenciada, Arcelia Yañiz Rosas, recipiendarios del homenaje a su madre quien fuera, o mejor dicho, es la mentora por antonomasia del gremio periodístico oaxaqueño y ejemplo para todas las latitudes.
OAXACA, OAXACA. Completan más de tres años las manifestaciones y plantones de la Coordinadora Nacional de la Educación, la CENTE, con todos los excesos de sobra conocidos, y por tanto aumenta el rechazo de la población tanto en la Capital de la República como en este estado y los vecinos de Chiapas, Guerrero y Michoacán.
El rechazo no es producto de una actitud de intolerancia de la población, no, el hartazgo ha llegado por las acciones agresivas, vandálicas y francamente delictivas. No es posible que los "maestros" destruyan el patrimonio histórico de nuestras ciudades, nos comentan los ciudadanos de a pie.
Nos encontramos, nuevamente, tomada la plaza principal de esta capital, conocida como el Zócalo y calles adyacentes. Son hombres y mujeres que permanecen en la modorra del ocio degradante. Eran el mediodía de este domingo y permanecían acostados sin importar géneros y el paso de los peatones.
Lo que más molesta, nos hace ver una ama de casa, es que a cada plantón y a cada nueva manifestación renuevan sus mantas y su mobiliario. Se observan casas de campaña, hieleras, enseres, sillas y lonas recién adquiridas, es decir “nuevecitas”.
Se antoja la pregunta: ¿de dónde sale el dinero para este gasto tan enorme?, súmele el pago de las movilizaciones hasta la capital de la República, además no hay ni indicios de ahorro, ahí están en las calles cercanas decenas de autobuses estacionados y el alquiler de los mismos se paga por día, transiten o no.
Imagínese, tercia una joven, si todo este dinero se canalizara a material didáctico. De aquí, de este comentario surge el análisis, más allá de la molestia a la ciudadanía, más allá de los daños a la economía, lo más grave en el daño irreversible a la niñez y a la juventud estudiosa.
Las aulas vacías, pero eso si custodiados los planteles por comisiones de los mismos miembros de los sindicatos disidentes. No vaya ser que se los tomen los de enfrente, los del Sindicato Nacional de la Educación, SENTE, con la ayuda de los padres de familia, como ya ha sucedido.
En un rápido recorrido por los municipios indígenas, que se gobiernan de acuerdo al sistema de "usos y costumbres", los pobladores no sólo no les han permitido sus excesos, sino que además en no pocas veces los han retenido y luego expulsado.
Ante el anuncio de que mañana levantaran los plantones, cesarán las movilizaciones y regresarán a las aulas ante el ultimátum de la Secretaría de Gobernación. Flota en el ambiente de esta entidad la incredulidad. Y el comentario final: si las autoridades no se mantienen firmes en la actual coyuntura, seguiremos siendo, sobre todo los niños y los jóvenes educandos, rehenes de estos sujetos, que cuando menos está en duda su vocación pedagógica.
Periodista y escritor; Presidente del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo, CONALIPE; Secretario de Desarrollo Social de la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP; Presidente fundador y vitalicio honorario de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, y miembro del Consejo Consultivo permanente del Club Primera Plana. Agradeceré sus comentarios y críticas en teodoro@libertas.com.mx, teodororenteriaa@gmail.com Nos escuchamos en las frecuencias en toda la República de Libertas Radio. Le invitamos a visitar: www.felap.info, www.ciap-felap.org, www.fapermex.mx, y www.clubprimeraplana.com.mx nos escuchamos en todas las frecuencias de Libertas Comunicación en toda la República


Ver nota completa...

Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.

-