¡Qué conste... son reflexiones!

Operaciones clandestinas

Sócrates A. Campos Lemus

Operaciones clandestinas

Política

Septiembre 23, 2014 17:32 hrs.
Política Estados › México Ciudad de México
Sócrates A. Campos Lemus › diarioalmomento.com

Hay muchos indicios en la forma en que evolucionan las drogas y el tráfico de las mismas, hace algunos días, conocía de propia voz los estragos que había causado el uso de la cocaína, la marihuana, los medicamentos, el alcohol en una gente que por un tiempo estuvo perdida, “muerta en vida”, hasta que sus hijos lograron convencerle de que recurriera a tratamiento y después de varios meses, de estar en terapias, logró salir de “ese infierno”. Curiosamente, muchos nos hablan sobre el tema, en verdad que es espeluznante lo que nos cuentan, brutal, impactante y en todo vemos el gran espíritu creador y de vida que permite a muchos salir y recuperarse de ese estado. No es sencillo, sin duda se requiere una gran fuerza de voluntad y un gran amor a la vida que, al no entenderla, les llevó a las entrañas del Infierno. Que bueno que lo lograron, es magnífico; el costo espiritual, emocional, físico, económico es alto, muchos no logran contar la experiencia ni verla como una grave enfermedad ligada a muchos asuntos sociales, económicos y anímicos.
Sin duda, la unificación de fuerzas en la familia, la claridad de sus miembros en lo que sucede, el espíritu de amor y de entrega, de visión para dar y servir a los suyos, es vital para que la recuperación se logre. La tarea no es fácil para nadie, muchos dejan antes de tiempo los esfuerzos y en muchos casos, no cuentan con los elementos materiales, médicos, psicológicos para superar los malos tiempos y la pésima experiencia. Lo curioso es que, en todos los casos, la adquisición de las drogas es mucho más sencilla de lo que pensamos, en cualquier sitio se localizan y se obtienen, los valores fluctúan de acuerdo a la calidad y a la zona o al consumidor, pero se obtienen mucho más sencillo de lo que se puede obtener un medicamento que requiera receta médica. Por algo, la red de corruptelas es enorme y los intereses económicos y financieros son brutales, de tal suerte que tendríamos que entender que los mayores culpables serían, además de los traficantes y productores, los banqueros, que son los que permiten que la red funcione, y en este sentido, también tendríamos que investigar como lo hacen ya algunos escritores e investigadores de cómo los cuerpos de inteligencia como la CIA y otros organismos nacionales, ligados a la DEA, procuran el tráfico de drogas con el fin de obtener recursos que posteriormente son utilizados en el fomento de otras guerras en varias partes del mundo. Mucho se habló y se sigue hablando del asunto IRÁN.CONTRAS y de la forma en cómo se utilizaron a mafiosos mexicanos, policías y sus agencias para instrumentar los grandes operativos que le permitían a la CIA obtener enormes recursos económicos con la producción y el tráfico de drogas, y sobre todo con el manejo operativo de los recursos financieros que movían para todos lados con el fin de fomentar la lucha en contra de Nicaragua y fomentar la guerra en Irán. Por supuesto que en todo esto, además, se podría decir que muchos funcionarios de alto, altísimo nivel en el país estuvieron de acuerdo en esos tratos y operaciones y que por esa razón se generaron en México episodios tales como la muerte de algunos agentes de la DEA y la persecución y encarcelamiento de delincuentes y funcionarios ligados a ellos, a pesar de que el operativo estaba manejado y manipulado desde los altos niveles de la política, espionaje y las finanzas de los Estados Unidos.
SIN DUDA, A PESAR DE AQUELLOS EPISODIOS Y DE OTROS MUCHOS QUE HEMOS PASADO EN EL PAÍS, COMO el asesinato del Cardenal Jesús Posadas Ocampo y la misma muerte de Luis Donaldo Colosio detectamos que hay indicios claros de la participación de policías, delincuentes, sicarios, políticos, financieros y funcionarios públicos ligados con agentes de organizaciones extranjeras, fundamentalmente de los Estados Unidos que operan con toda impunidad en el país, con el visto bueno de las autoridades nacionales con las que se ligan y establecen esos operativos, así que a pesar de las muchas denuncias como las que el día de hoy realiza Vicente Fox, acusando a Felipe Calderón de violar brutalmente los Derechos Humanos en su Guerra contra el Narcotráfico, nadie dice nada ni investiga nada, por la simple razón de que debemos entender que esa “política” no la estableció el presidente Calderón, se le obliga aplicarla desde los Estados Unidos y por esa misma razón se permiten las operaciones, Rápido y Furiosos y Receptor Abierto, para que con total impunidad, los agentes norteamericanos trafiquen drogas, armas, muchas armas y las regalen y vendan a los grupos de policías y delincuentes, con la “esperanza” de que entre ellos se eliminaran…. Y ya vemos los resultados brutales y terribles en ese baño de sangre que continua enlutando al país.

Ver más


Suscríbete

Recibe en tu correo la información más relevante una vez al mes y las noticias más impactantes al momento.

Recibe solo las noticias más impactantes en el momento preciso.

-